dolor-en-el-tendón-de-aquiles

Dolor en el tendón de aquiles

El dolor que se emite en la parte posterior del tobillo sobre el tendón de Aquiles puede derivarse de diversos factores, por ello, una adecuada exploración y la creación de un minucioso historial clínico será fundamental para realizar un diagnóstico diferencial. 

De las patologías que pueden ocasionar dolor en el tendón de Aquiles está la  tendinitis de Aquiles que es una lesión que se desarrolla principalmente en actividades deportivas bastante frecuentes, provocada por la sobrecarga de este tendón, aunque también se puede presentar en personas que no hacen deporte pero que someten al tendón de Aquiles a esfuerzos excesivos de forma repetida, por ejemplo en conductores que pasan largos periodos manejando, la posición del pie en los pedales tiende a generar tensión en el tendón de Aquiles.

dolor-e-el-tendon-de-aquiles
Dolor en el tendón de Aquiles.

Cuando el dolor en el tendón de Aquiles no recibe un tratamiento puede convertirse en una afección crónica (duradera) que acaba haciendo la marcha casi imposible. Los deportistas que presentan más casos de esta índole son los corredores, posteriormente los jugadores de baloncesto y en el caso de las actividades recreativas los bailarines también presentan frecuentemente está molestia.

Síntomas de la tendinitis de Aquiles

¿Sabías qué…? En la mayoría de los casos en que se presenta tendinitis de Aquiles, esta comienza lentamente con muy poco dolor, pero va empeorando con el transcurso del tiempo.

Entre sus síntomas más frecuentes se incluyen: 

  • Molestias o dolor leve por encima del talón y la parte baja de la pierna.
  • El dolor empeora al ir cuesta arriba o subir escaleras, la sensación al iniciar actividad física es como si el tendón estuviera rígido; así como también se percibe una sensibilidad inusual.
  • Por las mañanas, la rigidez en la parte posterior del tobillo es mayor y va desapareciendo gradualmente a lo largo del día.
  • Hinchazón o nódulos duros de tejido en el tendón.
  • Sonido similar al crujido o chasquido al mover el tobillo o al presionar el tendón.
  • Debilidad en la pierna afectada.
diagnostico-deferencia-en-el-dolor-del-talón
Diagnostico diferencial en el dolor del talón.

En la clínica de evaluación del pie en Puebla hemos notado que la probabilidad de presentar alguna lesión en el tendón de aquiles es mayor en deportistas y sobre todo cuando el deporte implica correr y dar saltos constantes.

Causas

Entre los factores que contribuyen a la tendinitis de Aquiles, se incluyen los siguientes:

  • Incremento del nivel de actividad.
  • Practicar deportes que requieren movimientos bruscos y frenazos súbitos (como en el tenis y el baloncesto).
  • Cambiar de calzado, llevar un calzado viejo o que no sea de la talla adecuada.
  • Uso repetido de zapatos con tacón alto, seguido por el uso de zapatos planos combinado con ejercicio.
  • Correr montañas cuesta arriba.
  • Hacer ejercicio sin precalentamiento previo.
  • Hacer ejercicio sobre una superficie dura o irregular.

Prevención 

Para reducir el riesgo de desarrollar una tendinitis de Aquiles, es conveniente seguir estos pasos:

  • Mantenerse en forma durante todo el año.
  • Incrementar la intensidad y la duración de las sesiones de entrenamiento paulatinamente.
  • Hacer sesiones de precalentamiento antes de hacer deporte.
  • Hacer estiramientos.
  • Utilizar un calzado deportivo de la talla adecuada y que esté diseñado para el deporte que se practica.
  • Correr sobre superficies idóneas.
  • Trabajar distintos grupos musculares para mantenerse en una buena forma física general y evitar sobrecargar determinados músculos.
  • Dejar de hacer ejercicio en cuanto se perciba el menor síntoma de esta afección.

Tratamiento de la tendinitis

El tratamiento de la tendinitis  debe ayudar a la recuperación del tendón, enfocando el objetivo a trabajar los síntomas. Es importante entender que la forma en la que el peso corporal se distribuye en la planta del pie influye en la recuperación del tendón de aquiles, por consiguiente, conocer las presiones plantares por medio de un estudio baropodométrico será lo ideal para atender está patología. A continuación, te describimos algunas sugerencias para permitir que su tendón sane y aunado a esto usted debe disminuir las actividades que causan dolor como correr o saltar.

  • Realice actividades que no sometan tensión al tendón, por ejemplo: nadar o montar en bicicleta.
  • Al caminar o correr, elija superficies suaves y regulares. Evite las colinas.
  • Aumente gradualmente la cantidad de actividad que realiza.

El especialista a cargo de su atención puede proporcionarle ejercicios para estirar y fortalecer los músculos y el tendón.

  • Los ejercicios de rango de movimiento lo ayudarán a recuperar el movimiento en todas las direcciones.
  • Realice los ejercicios con cuidado. No se estire de más, pues hacerlo puede lesionar aún más el tendón de Aquiles.
  • Los ejercicios de fortalecimiento le ayudarán a evitar que la tendinitis regrese.

Quieres saber más sobre el ¿Cómo ayudan las plantillas ortopédicas a la medida en la tendinitis aquilea? y ¿Por qué se recomiendan las plantillas ortopédicas en las actividades deportivas?, da clic en los enlaces.

En la clínica de evaluación del pie en Puebla somos expertos en la evaluación de la marcha a través del estudio baropodométrico digital, así mismo en el diseño y fabricación de las plantillas ortopédicas para deportistas si deseas mayor información comunícate a través del siguiente link: Agenda tu cita aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Grupo de Facebook: Amputados Unidos  

Facebook: Mediprax México

Instagram:@medipraxmx

YouTube: Mediprax México

Email: hola@mediprax.mx

“Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios”. Mediprax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.