pie-plano-en-la-adolescencia

Frecuencia del pie plano en la etapa de la adolescencia

El pie plano es muy común en la etapa de la infancia y adolescencia; aproximadamente un 15% de los adultos presenta esta afectación, que fue detectada desde las primeras etapas de la vida y no fue atendida adecuadamente.

pie-plano-en-la-adolescencia
Pie plano en la adolescencia

En ocasiones suele considerarse una variable de normalidad y tiende a mejorar de manera espontánea, sin producir dolor o disminuir la funcionalidad. Cuando se habla de un pie plano flexible (el pie se somete a algunas pruebas y se suele proyectar el arco plantar, como en la siguiente imagen).

pie-plano-flexible
En el pie plano flexible, cuando se le pide al paciente que se ponga de puntitas el arco plantar se logra apreciar.

Es una variante fisiológica común en las distintas etapas, que va desde la infancia, adolescencia y adultez. Definiendola de la siguiente manera: Disminución del arco longitudinal, el cual se asocia a valgo del retropié, por lo general no cuenta con sintomatología, pero en los casos de pie plano rígido, el cansancio al estar de pie y lesiones frecuentes en la planta del pie son derivadas por esta alteración del arco plantar longitudinal interno.

 Puede presentarse por el acortamiento o espasticidad del tendón de Aquiles, coalición tarsiana, astrágalo vertical, congénito, artritis juvenil o cualquier patología que afecte la movilidad de la articulación sub-astragalina.

pie-plano-rigido
En el pie plano rígido aunque el paciente flexione el dedo gordo del pie, no se forma el arco plantar.

Debe diferenciarse del pie plano rígido que por lo regular es doloroso y produce una limitación funcional. El pie plano flexible es la forma normal del pie que está presente en la mayoría de los niños y adultos, el arco se eleva espontáneamente durante la primera década de vida.

El pie plano se clasifica en 3 grupos

  •         Pie plano flexible: El arco aparece al tener el pie en el aire, pararse de puntas o flexionar el primer dedo gordo.
  •         Pie plano flexible con tendón de Aquiles corto: Limitación de la dorsiflexión del tobillo (<15 grados), sensación de cansancio durante la actividad física, habitualmente los pacientes que llegan a la clínica de evaluación del pie en Puebla y Tlaxcala con este tipo de pie plano, comentan dolor en la zona media del pie y en la zona de las pantorrillas, además de forma frecuente presentan contracturas musculares que incrementan conforme practican deportes.
  •         Coalición tarsiana: Adolescente con pie plano valgo rígido, limitación dolorosa de la movilidad subastragalina.
  •         Astrágalo vertical: Es el tipo más severo, existen alteraciones en la prominencia medial y plantar de la cabeza del astrágalo, que provoca que el arco longitudinal interno se colapse.

 

La incidencia del pie plano en la adolescencia oscila entre un amplio rango del 3 al 90%, no requiere de tratamiento, pero para ir mejorando la deformidad se requiere de la realización de ejercicios y el uso de plantillas ortopédicas.  

principales-sintomas-del-pie-plano
Molestias que se pueden presentar en un pie plano rígido

La verdadera incidencia es desconocida principalmente por la falta de consenso en el criterio clínico o radiológico para definir un pie plano, en la raíz de este dilema se encuentra la carencia de una definición aceptada de un arco longitudinal “normal” en contraste con uno de “altura promedio” tradicionalmente.

Los factores a considerar en el tratamiento son la edad, flexibilidad, gravedad de la deformidad, presencia de equino, uso de calzado inadecuado y sintomatología.

En el estudio baropodométrico se han demostrado que la corrección del valgo de retropié (valgo de tobillos) y levantamiento del arco mediante el uso de plantillas ortopédicas normaliza la distribución de carga durante la fase de apoyo, es decir el peso corporal se distribuye de mejor manera generando un mayor rendimiento durante las actividades del día a día.

El principio básico es que la respuesta al tratamiento ortopédico será directamente proporcional a la constancia del mismo. El primer paso es diferenciar entre los tipos de pie plano y para cada caso saber que existen a su vez, dos tipos de tratamiento: activo y pasivo.

Para la mayor parte el tratamiento de elección es conservadora, a través de productos ortopédicos, como lo son las plantillas ortopédicas. El quirúrgico se reserva para las grandes deformidades. La prevención puede aplicarse desde una etapa temprana con el uso de calzado adecuado e incluso ejercicios físicos que desarrollen la musculatura del pie y de esta manera se compensen las deformidades o deficiencias.

Con la práctica general del deporte se persigue un desarrollo armónico de la musculatura y un entrenamiento de las capacidades propioceptivas de adaptación al terreno y posturas de corrección automática. La propiocepción se puede educar con ejercicios específicos o con la estimulación continua de plantillas ortopédicas que persigan ese objetivo.

En el tratamiento para pie plano, la fisioterapia es una herramienta que puede mejorar las alteraciones y los objetivos a conseguir son los siguientes:

  •         Promover la actividad y de esa manera minimizar los efectos de la inactividad.
  •         Corregir musculatura específica o grupos musculares.
  •         Restablecer o mejorar la amplitud normal del movimiento de la articulación.

 

Las alteraciones de las funciones y del alineamiento se pueden realizar por modificaciones del zapato y por las plantillas ortopédicas. Dichas plantillas ortopédicas participan en las modificaciones internas, es decir, en la efectividad mecánica y disminución del espacio, sin embargo, como reducen el espacio disponible, el uso debe ser considerado cuando se selecciona la talla del calzado.

 

Los materiales seleccionados para las plantillas ortopédicas deben ser rígidos, semirrígidos o elásticos dependiendo de los objetivos terapéuticos. Una plantilla ortopédica es un dispositivo que se coloca en el pie, la cual se extiende desde el borde posterior hasta punta del pie, por lo regular una plantilla ortopédica de longitud total que cubra la suela completa es la mejor opción, para que no se muevan dentro del zapato.

En el siguiente enlace te compartimos Consejos para el uso de plantillas ortopédicas.

Así como también: ¿A qué edad se puede corregir el pie plano?

 

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

 

Grupo de Facebook: Amputados Unidos  

Facebook: Mediprax México

Instagram: @medipraxmx

YouTube: Mediprax México

Email: hola@mediprax.mx

«Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *