lesiones-de-los-meniscos

Lesión de menisco

Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas semilunares, interpuestas entre el fémur y la tibia que conforman la articulación de la rodilla. 

Conformado por el menisco interno y externo, cada uno tiene una forma diferente, por ejemplo: El menisco interno es oval y tiene un cuerno posterior que es dos veces más grande en la dirección anteroposterior que la anchura del cuerno anterior o el cuerpo meniscal. Y el menisco externo es redondo con una configuración simétrica, teniendo en todas sus porciones un tamaño similar. 

ubicación-de-los-meniscos
Ubicación de los meniscos

La periferia meniscal difiere de la porción central en dos aspectos funcionalmente importantes:

Primero: La porción periférica está vascularizada. En una artroscopia se puede apreciar como una zona roja. Este factor de la vascularización es clave en la curación y reparación meniscal. 

Segundo: Mientras las fibras de colágeno transversas y circunferenciales forman los 2 tercios internos del menisco. El tercio periférico está compuesto principalmente de fibras circunferenciales.

Los meniscos están firmemente unidos al centro de la tibia en sus raíces anteriores y posteriores que se conectan entre sí en la parte anterior por el ligamento transverso intermeniscal. Las inserciones periféricas de la tibia y el fémur permiten algo de movimiento. En el aspecto posterolateral de la rodilla, el tendón poplíteo pasa entre la periferia del menisco externo y la cápsula.

Cuando tras una artroscopia un paciente es derivado a la clínica de evaluación del pie en Puebla, para tratar una lesión de meniscos. El objetivo del médico ortopedista será conocer la alteración de la marcha postoperatorio, esto a través del estudio baropodométrico. Para finalmente con base a los resultados trabajar en el proceso de rehabilitación y enfocarlo a mejorar la marcha, puesto que los meniscos tienen la función de mejorar la función articular, siendo almohadillas que amortiguan el peso del cuerpo y las presiones. 

Las roturas meniscales se orientan horizontal o verticalmente. Las roturas horizontales también se llaman en boca de pez y ocurren típicamente en pacientes mayores, frecuentemente asociadas a condrosis (daño de las células del cartílago) de las superficies articulares. 

Las roturas verticales se propagan paralelas o perpendiculares al eje principal del menisco. Una rotura oblicua o en pico de loro tiene una orientación radial en el borde libre meniscal y un trayecto paralelo al eje del menisco cuando se extiende periféricamente. Las roturas con componentes verticales y horizontales, incluyendo aquellas con morfología estrellada se llaman a menudo complejas. 

El tendón poplíteo se encuentra próximo al cuerno posterior del menisco externo y el espacio entre él y el menisco puede falsamente sugerir una rotura meniscal. 

El ligamento conecta los cuernos anteriores del menisco interno y externo, logrando simular oblicua adyacente al cuerno anterior del menisco externo debido a tejido graso interpuesto. 

El ligamento transverso puede seguirse a través de la escotadura de la rodilla, confirmando su identidad como una estructura normal. Los ligamentos meniscofemorales de Humphry y Wrisberg tienen un trayecto desde el cuerno posterior del menisco externo hacia el cóndilo femoral interno. El ligamento de Humpry cruza por delante del ligamento cruzado anterior, mientras que el ligamento de Wrisberg pasa por detrás de este ligamento. Cada una se visualiza en aproximadamente un tercio de las rodillas, pero ambos raramente se observan juntos en la misma rodilla. En el lugar de inserción de estos ligamentos, en el cuerno posterior del menisco externo se puede ver un aumento de señal que puede simular una rotura. Volumen parcial del margen externo cóncavo del menisco puede dar la falsa apariencia de rotura meniscal horizontal en las imágenes sagitales periféricas. Los meniscos pueden aparecer con un aumento de señal difuso en las imágenes de TE corto o en las de eco de gradiente. Cuando la señal está mal definida y mínimamente brillante, con cambios degenerativos y decoloración del menisco en la artroscopia. La fibrilación o desflecamiento del borde libre meniscal se ve como un aumento de señal en el vértice del menisco en presencia de una morfología normal del menisco. 

En el pasado las roturas meniscales eran tratadas mediante meniscectomía, produciéndose mayor área de contacto y estrés entre la tibia y el fémur aumentando el riesgo de artrosis. Existen técnicas abiertas y artroscópicas para reparar las roturas meniscales en la periferia vascularizada, mientras que algunas roturas estables o asintomáticas se pueden curar espontáneamente. 

lesión-de-los-meniscos
Lesiones de los meniscos

Las roturas sintomáticas que no pueden ser reparadas se tratan típicamente con meniscectomía parcial dejando un remanente periférico del menisco intacto. Las roturas meniscales periféricas se tratan típicamente de forma conservadora o mediante sutura reparativa. Una rotura meniscal recurrente o residual puede ser diagnosticada cuando la señal anormal persiste, otros hallazgos que indican una rotura recurrente incluyen la visualización de una rotura en una localización nueva o un fragmento meniscal libre. El trasplante meniscal se ha introducido recientemente para reemplazar meniscos irreparables. Los datos preliminares sugieren que las imágenes de resonancia magnética pueden ser útiles en pacientes en los que los injertos han degenerado o se han desplazado.

Síntomas de la lesión de los meniscos:

  • Lesiones de menisco medial: Sensibilidad en el plano articular medial (hipersensibilidad en la línea articular).
  • Lesiones meniscales laterales: Sensibilidad en el plano articular lateral.
  • Lesiones meniscales mediales y laterales: El dolor se agrava por la flexión extrema o la extensión, y el movimiento de la rodilla pasivo restringido (bloqueo).

Estas alteraciones si no son tratadas a tiempo pueden modificar la dinámica de la marcha, en la cual al sentir dolor el paciente busca trasladar la mayor cantidad del peso corporal a la pierna contraria a la lesionada, esto se puede apreciar en un estudio baropodométrico donde se mide la concentración de peso en estática y dinámica.

postugrafía-estudio-baropodométrico
Etapa de postugrafía en estudio baropodométrico en Mediprax

En la clínica de evaluación del pie en Puebla contamos con la experiencia de profesionales en la evaluación de la marcha, diseño y confección de plantillas ortopédicas a la medida u ortesis. Si deseas obtener mayor información agenda tu cita aquí

Ingresa a los siguientes links y conoce mayor información sobre:

¿Por qué duelen las rodillas?

Lesiones de rodilla que pueden estar ocasionadas por una mala pisada

Síguenos en nuestras redes sociales:

Grupo de Facebook: Amputados Unidos  

Facebook: Mediprax México

Instagram:@medipraxmx

YouTube: Mediprax México

Email: hola@mediprax.mx

“Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios”. Mediprax.

Referencia

García, R. (s. f.). RM de la rodilla. En F. Abascal, J. F. Carral, & L. Cerezal (Eds.), RM del Sistema Musculoesquelético (1.a ed., pp. 109–141). https://www.serme.es/wp-content/uploads/2016/05/capitulo6p.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.