¿Qué es la supinación del pie?

El pie supinador se refiere al tipo de pisada que realizan aquellas personas con una desviación del pie, en este caso se caracteriza porque la parte o zona del borde externo es la que más contacta con el suelo al caminar. Entonces, el tobillo  se involucra y genera un movimiento constante de inversión. Al contrario del pie pronador que se mantiene en la posición contraria. 

Es normal que cada persona presente un tipo de pisada y es que son diversos los factores los que desencadenan estas patologías, por ejemplo: las deformidades congénitas o malas posturas que son las principales en inducir a la pisada pronadora o supinadora.  El pie con supinación es el contrario al tipo pronador ya que este mantiene el tobillo en pronación. 

pisada-en-supinacion
Pisada en supinación.

El pie supinador debido a la distensión de los ligamentos del lado externo del tobillo y que va acompañado de la tensión de los músculos que realizan supinación, es un tipo de pisada que tiende a producir dolor en la región, inestabilidad articular, tensión muscular, acortamiento, caídas e incluso incomodidad al utilizar ciertos tipos de calzado. 

Además, los huesos del tarso, metatarso y falanges tienden a afectarse con el pie supinador, también los tejidos blandos como los ligamentos, músculos y tendones suelen disminuir su funcionalidad ya que las fibras se distienden o se mantienen en constante tensión. Por estas razones es que se pierde la estabilidad y se producen lesiones de manera recurrente.

Por la inestabilidad en el tobillo los esguinces se presentan con mayor frecuencia, principalmente los que se generan con carga externa, provocando lesión en el ligamento lateral externo con una incidencia del 85%, el ligamento peroneoastragalino se ve comprometido hasta en un 44% de los esguinces, además de que en este último si la recuperación del ligamento no es la adecuada se presentarán secuelas como dolor crónico, inestabilidad mecánica o inestabilidad funcional.

El pie supinador al igual que el tipo pronador, suele estar ocasionado por malas posturas, movimientos o posiciones repetidas que se mantienen por mucho tiempo, deformidades congénitas, distensión de los ligamentos del tobillo, correr frecuentemente y debilidad en los músculos de la región de las piernas. En general es un tipo de pisada que puede ser evitada y disminuida cuando se realizan ejercicios adecuados y cuando se utiliza el calzado o plantilla ortopédica a la medida que mantiene al pie en posición neutra. Entre las causas del pie supinador podemos destacar malas posturas, correr por mucho tiempo y debilidad muscular.

La supinación del pie puede ser disminuida mediante la implementación de ejercicios enfocados en fortalecer los tejidos distendidos, disminuir la tensión muscular, estiramientos para tratar el acortamiento de los músculos, uso de calzado adecuado, así como también usar plantillas ortopédicas y realizar actividades enfocadas en reeducar la marcha. Por lo tanto, es importante que cuando se presenten estas alteraciones la persona asista con un fisioterapeuta que le dé información y consejos para evitar futuras lesiones. 

La supinación puede causar una gran cantidad de lesiones a los corredores. Los pies son la parte más importante de un corredor y no solo hay que cuidarlos o fortalecerlos con ejercicios para poder atenderlos, es necesario conocer el tipo de pisada que predomina. 

Hay 3 tipos de pisada: 

1.- Pronación: El pie se inclina hacia el interior.

2.- Neutra: El primer contacto se realiza con el borde externo del talón, de ahí el peso se traslada al borde externo del pie, para pasar por cada uno de los metatarsos hasta impulsarnos con el dedo gordo.

3.- Supinación: Es el desequilibrio interno, insuficiente del pie al estar levantado o después de aterrizar durante una carrera, la rotación externa del pie al caminar o correr. Puede ser el resultado de tener demasiado arco interno plantar de forma natural o como causa de cierta debilidad muscular en los gemelos, tobillos o planta del pie, no atarse bien los tenis, una técnica de carrera inadecuada o tener lesiones previas.

tipos-de-pisada
Tipos de pisada

Lesiones más frecuentes

1.- Fracturas de estrés o fatiga del hueso. Debido a que los supinadores ejercen más presión en la parte externa de sus pies, las fracturas por estrés en el cuarto y/o quinto metatarsiano son comunes, esto se debe a que esos dedos pequeños hacen la mayor parte del trabajo cuando empujas al correr. 

Los supinadores también pueden experimentar una fractura por estrés en el peroné, que es el hueso externo de la parte inferior de la pierna. Una fractura de peroné no es muy común, pero es más probable que los supinadores estresen esta zona; puede disminuir la estabilidad del tobillo y aumentar la probabilidad de torcerlo y sufrir un esguince.


2.- Lesiones en los tibiales. Un pie supinador es menos absorbente de golpes y correr sobre superficies como asfalto de manera repetitiva puede con el tiempo causar dolor en la parte inferior de la pierna, comúnmente conocido como férulas de espinilla. Las férulas de espinilla o también conocida como síndrome del estrés tibial se produce debajo de la rodilla, ya sea en la parte externa delantera de la pierna o en el interior de la pierna. Debido a que los supinadores corren apoyando la mayoría de su peso en la parte externa de sus pies.


3.- Lesiones en los gemelos y tendón de Aquiles. Las personas con tendones de Aquiles y gemelos sobrecargados tienden a ser supinadores porque el estrés adicional que se aplica en la parte externa del pie puede irradiarse hacia arriba y contraer otros músculos. Por lo que pueden causar la supinación al correr. Si sientes crónicamente sobrecargados tanto los gemelos como los tendones de Aquiles en uno o ambos puntos, puede ser que seas supinador o estar en riesgo de convertirte en uno.


4.- Fascitis plantar. La supinación puede crear tensión adicional en el ligamento que conecta el talón y los dedos de los pies, conocida como fascia plantar. Una patología dolorosa caracterizada por una punzada aguda o dolor profundo en  medio del talón o a lo largo del arco del pie. Es una de las lesiones más frecuentes en los corredores y puede ser causada por otros factores además de la supinación.

pisada-en-supinación
Pisada en supinación

Quieres conocer sobre la fractura del quinto metatarsiano y fascitis plantar en futbolistas, una alternativa de tratamiento con plantillas ortopédicas especializadas y ¿Por qué se recomiendan las plantillas ortopédicas en las actividades deportivas?, da clic en los enlaces.

En la clínica de evaluación del pie en Puebla somos expertos en la evaluación de la marcha a través del estudio baropodométrico digital, así mismo en el diseño y fabricación de las plantillas ortopédicas para niños si deseas mayor información comunícate a través del siguiente link: Agenda tu cita aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Grupo de Facebook: Amputados Unidos  

Facebook: Mediprax México

Instagram:@medipraxmx

YouTube: Mediprax México

Email: hola@mediprax.mx

“Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios”. Mediprax.

Referencias

Cómo saber si sufres de supinación y cómo solucionarlo. (14 de Marzo de 2022). Obtenido de https://www.runnersworld.com/es/salud-lesiones-runner/a32940995/supinacion-como-saber-corredor-supinador-como-solucionarlo/

FisioOnline. (s.f.). Pie supinador. Obtenido de FisioOnline: https://www.fisioterapia-online.com/glosario/pie-supinador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.