pie-equino-varo

Secuelas estructurales del pie equino varo que se pueden tratar con aparatos ortopédicos

A raíz de las diversas patologías, lesiones o deformidades en el pie, el área médica está en constante innovación y búsqueda de tratamientos que ayuden a la eliminación de dichas molestias en los pies, esto a través de diversos aparatos ortopédicos que varían en complejidad de acuerdo a las necesidades del paciente, por ello, hoy te hablaremos del pie equino varo o zambo ¿cuál es su tratamiento a través de aparatos ortopédicos? y ¿cómo diagnosticar esta patología?

Pie equino varo o zambo es un defecto de nacimiento tratable, que describe una variedad de anomalías en el pie que están presentes al momento del nacimiento (congénitas). Este tipo de patología se refiere a la posición que toma el pie (con la punta del pie dirigida hacia abajo y hacia adentro y la planta del pie viendo hacia atrás). El pie equino varo puede presentarse en un pie o en ambos y habitualmente es un problema aislado en un bebe sano que puede ser leve o grave. 

Aproximadamente la mitad de los niños lo tienen en ambos pies. No es doloroso, pero si no se recibe el tratamiento adecuado, puede volverse molesto y dificultar la marcha del niño (a) al crecer. Se puede decir que es una deformidad embrionaria. 

pie-equino-varo-congenito
Pie equino varo congénito.

Que sucede en el pie equino varo: Es un pie alterado en su anatomía con malformaciones que afectan tanto a las partes blandas como a las óseas. Esto sucede porque los tejidos que conectan los músculos a los huesos de la pierna y el pie del bebe, son más cortos de lo normal. 


Deformidades óseas: Aparecen en el momento del nacimiento, se van acentuando a medida que él bebe crece y se hacen más patentes cuando comienza a caminar.

Varo: El pie ha realizado una rotación externa y tiende a mirar hacia arriba y hacia adentro, es decir, en inversión. El dorso del pie mira hacia abajo y hacia afuera, es decir, hacia el plano de apoyo. El borde externo del pie es convexo, el borde interno es cóncavo y presenta en su parte media un pliegue transversal que marca de forma aproximada el límite entre el antepié y el retropié.

Síntomas:
La apariencia física puede variar, así como la gravedad de la deformidad, ya que uno o ambos pies pueden estar afectados. 

  • El pie rota hacia adentro o hacia abajo al momento del nacimiento, resistiéndose a tomar su posición normal. 
  • El talón es de tamaño pequeño y no se desarrolla a medida que el niño crece. 
  • La piel permanece delgada ya que nunca ha sido sometida a presión. 
  • Existe una extraordinaria limitación del movimiento del pie. Esta limitación del movimiento constituye una característica muy importante para el diagnóstico. Si la deformidad es elástica, no requiere de tratamiento, a este caso se les llama pie equino postural o posicional y no son realmente una deformidad.

Clasificación del pie equino varo:

  • Congénito: Es el más común y es un defecto aislado.
  • Posicional: Ocurre cuando el pie, que es totalmente normal, se ha mantenido en una posición errónea en el embarazo, el pie es flexible y generalmente se corrige solo o con un poco de fisioterapia.
  • Complejo o atípico: Se refiere a los pies que se resisten al tratamiento de rutina pero que pueden corregirse usando una técnica de yeso ligeramente diferente.
  • Sindrómico: El pie equino varo que se presenta asociado a otras anormalidades cromosómicas o síndromes.

Causas de pie equino varo:


Algunas teorías hablan de una causa genética (durante el desarrollo del embarazo en los 3 primeros meses) o familiar. Una causa mecánica por falta de espacio o compresión para la formación del feto durante el embarazo.
Factores de riesgo: Infecciones y drogas. Los resultados de un estudio realizado recientemente sugieren que en las mujeres que fuman durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de tener un bebe con pie equino varo.

Diagnóstico:


El pie equino varo se diagnostica a través de un examen físico inicial, cuando nace él bebe, observando la forma del pie y comprobando que por manipulación, el pediatra no puede obtener una posición normal. El pediatra debe realizar una historia clínica en la etapa prenatal y antecedentes familiares.
Diagnóstico prenatal: Se puede hacer por medio del ultrasonido en la semana 16 del embarazo, se aconseja que se consulte al ortopedista pediátrico, para conocer qué tratamientos hay, las fallas en el diagnóstico prenatal son altas y hasta el momento no existe ningún tratamiento prenatal.

diagnostico-del-pie-equino-varo
Diagnostico del pie equino varo.

Tratamiento para el pie equino varo con aparatos ortopédicos:

Debido a que los huesos, tendones y musculatura del recién nacido, son muy flexibles, el tratamiento del pie equino varo generalmente se inicia en la primera o segunda semana después del nacimiento, el objetivo del tratamiento es mejorar la apariencia del pie y la posición del pie antes de que comience a caminar, para así tratar de evitar incapacidades.

Método de Ponseti: Un método eficaz, sencillo, de bajo costo y que produce excelentes resultados, es un método cuya principal cualidad es que aprovecha la respuesta biológica del tejido conectivo y hueso joven, para lograr cambios correctivos en la posición, obtenidos gradualmente por manipulación y enyesado. 

Los resultados son fáciles de obtener si se comienza en las primeras semanas después del nacimiento, si bien, es posible corregir pies zambos que han sido tratados previamente hasta la edad de la marcha. Está basado en el conocimiento profundo de la anatomía del pie y la respuesta biológica de los tejidos humanos frente a los cambios de posición obtenidos mediante manipulaciones y el enyesado.

  • Primera fase: Se corrigen mediante manipulaciones semanales suaves y la colocación subsecuente de un yeso perfectamente moldeado que ayudará a mantener la corrección lograda. Gradualmente mueven los huesos desplazados hasta su posición normal al mismo tiempo que las articulaciones se remodelan. Los yesos se cambian cada semana por un periodo de 6 a 12 semanas, dependiendo de la deformidad del pie y de la edad del bebe; en cada cita se corrige un poco más de la deformidad del pie.
  • Segunda fase: Se contempla el uso de la férula, cuyo objetivo es la prevención de recidivas. Si el pequeño no utiliza la férula como se indica, los pies regresan a la posición original y es necesario volver a iniciar el tratamiento de yesos. La férula consiste en una barra a la que están unidas un par de botas altas, abiertas por la parte anterior que deja descubiertos los dedos para su dorsiflexión, estas serán colocadas en 70 grados de rotación externa. Lo importante de la férula es la abducción y solo cumple su propósito de mantener la corrección del pie cuando las botas están unidas a la barra.

Se puede decir que el método de Ponseti tiene 2 fases: La fase inicial del enyesado, durante la cual es el médico el que hace el trabajo y la fase de la férula durante la cual son los padres los que realizan el trabajo. Los padres tienen que aprender a poner y quitar la férula. Al principio se les recomienda quitarla y ponerla varias veces al día hasta que él bebe se vaya acostumbrando a su uso. 

tratamiento-de-pie-equino-varo
Tratamiento de pie equino varo.

En la clínica de evaluación del pie en Puebla confeccionamos y adaptamos diversos tratamientos para el dolor de pie y malformaciones, a través de aparatos ortopédicos que van desde férulas, corsés, plantillas ortopédicas a la medida, entre otros. 

También somos expertos en la evaluación de la marcha en estática y dinámica, a través del estudio baropodométrico, Si deseas obtener mayor información agenda tu cita aquí.

Conoce mayor información acerca de liberación de carga con plantillas ortopédicas en el pie equino-varo  o efectividad de las plantillas ortopédicas, seguimiento por estudio baropodométrico dando clic en los enlaces o ingresa a nuestra página www.mediprax.mx en la sección de temas de interés.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Grupo de Facebook: Amputados Unidos  

Facebook: Mediprax México

Instagram:@medipraxmx

YouTube: Mediprax México

Email: hola@mediprax.mx

“Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios”. Mediprax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.